La cita de abril (IV)

Promediando el Festival de Cine, tenía que llegar un momento en el que nos topamos con las películas aburridas. Forma parte del imaginario del no habitué del BAFICI esta idea de que “son películas en las que no pasa nada”, “lentas”, “embolantes” y “solo para intelectualoides estudiantes de cine artistas frustrados que van a Plaza Serrano”. Y sí, algo de eso hay. Por ejemplo el Programa de Cortos compuesto por LAS SUCIAS, VERANO y SÁBADO UNO, entre otros. El primero cuenta la historia de dos chicas que conocen a un muchacho rubio misterioso y pasean, siguiéndolo y mirándose entre los paisajes boscosos. Este está bien. El tercero es de nuestro querido Ignacio Rogers, quien presenta un día en un club privado. Según el slogan “todos compiten, menos Gonzalo”, un niño que se oculta en un galpón mientras su madre lo busca. VERANO, por último, nos muestra una banda de cuatro chicos en el aburrimiento de la tarde. El resto son un embole.

Dos documentales argentinos pisan fuerte en el BAFICI. El primero es HACERME FERIANTE, impresionante reconstrucción de Julián d’Angiolillo de la feria de La Salada. Se trata de la feria ilegal más grande de América Latina, con más de 1000 empleados distribuidos en tres grandes ferias (Ocean, Punta Mogote y Urkupiña). El documental combina el pulso vivaz de la cámara en mano con tomas panorámicas que exhiben la inmensidad del predio y el movimiento. Largos planos secuencia (es espectacular el del tren Belgrano Sur circulando a paso de hombre a 5 cm de las cabezas de los pibes) evidencian un  magnífico uso del lenguaje cinematográfico. El director se interesó también en destacar la variedad de oficios que existen en La Salada, desde el que quema DVDs en 30 copiadoras simultáneas hasta los que cortan tela de jean con máquinas asesinas.

La contracara es CENTRO. Es difícil hacer una película linda a partir de una ciudad fea como Buenos Aires. Sebastián Martínez no hace milagros. Su ópera prima así lo confirma, en 90 minutos de tediosas escenas del caos del centro porteño. Hay personajes variopintos: vendedores ambulantes, arbolitos, pastores evangélicos. Se nota un  cierto machismo y conservadurismo en la excesivo presencia de espacios como peluquerías de hombre, casas de lustrado de zapatos y bares de billar. Hay muy pocas mujeres en la película: se pinta Buenos Aires como una ciudad casi exclusivamente masculina y atada al pasado. No se hace mención (aunque resalta por todos lados) a la desorganización y desidia que nos mantienen ahogados en una constante abulia y locura.

CENTRO se exhibe hoy a las 20.30 hs; el jueves 15 a las 16.45 hs y el domingo 18 a las 12.15 hs, todas en el Abasto. HACERME FERIANTE repite el jueves 15 a las 13 hs y el domingo 18 a las 14.45, ambas en el Abasto. El Programa de Cortos repite el jueves 15 a las 15.15 hs y el domingo 18 a las 17.15 hs, ambas en el Abasto.
Anuncios

La cita de abril (III)

Bueno, ya me cansé de poner fotos. Tardo más tiempo buscando que escribiendo. Acá vamos, rápido, que no nos ven.

LA MUJER SIN PIANO. Película española de la Competencia Internacional. Su director, Javier Rebollo, parece cómico de stand up, se guardó al público en su bolsillo, especialmente a aquellos que habían visto en el BAFICI de hace unos años su anterior producción, Lo que sé de Lola. Cuando presentó lo que íbamos a ver y empezó a decir que el mundo moderno estaba sobrecargado de imágenes, de información, y que lo que él quería era sacarnos un poco de todo esto, pensé: “uh, mierda, se viene otro bodrio intelectualoide típico de este festival”. Pero no. Me sorprendió una película fresca, muy bien pensada y profunda, con una excelente actuación (Carmen Machi) y un mensaje político y moral muy alentador. Ser consciente de que nuestra vida rutinaria puede tomar un giro inesperado y que, entre que nos vamos a acostar y nos despertamos, podemos tener una vida nueva. O que todo puede seguir, como si nada, la mañana siguiente.

No hay BAFICI sin una nutrida sección de cortometrajes, ese semillero de talentos disponible para el atento espectador que sigue año a año a sus realizadores. En esta oportunidad tenemos para recomendar dos producciones de acólitos de la Universidad del Cine (FUC), Martín Morgenfeld y Pablo Sigal. El primer corto se titula AIRE SOLO SERÍA y está protagonizado por dos de los más grandes nombres de la actuación joven de la Argentina: Ignacio Rogers y la mencionada ayer Martina Juncadella (no me deja de apabullar la belleza de esta chica). Él quiere armar un negocio de venta de plantas acuáticas. Se escapó de su casa. Duerme en plazas. Se encuentra con sus amigos. Conversa con un profesor o director de cine al que le cuenta un proyecto que tiene para una película, que se trata de un chico que quiere armar un negocio de… Y encima su novia, la hermana de su novia… Y el segundo es PRIVADO, en el que un chico conflictuado cuenta sus penas y reflexiona sobre la adolescencia.

Nunca faltan películas argentinas en la Competencia Internacional. Este año tenemos a LO QUE MÁS QUIERO, de Delfina Castagnino, una hermosa y exquisita pintura de una relación, un paisaje, un pasaje, un cambio de rumbo. Llena de planos secuencia, largos pero fructíferos, está protagonizada por tres actores que en ningún momento bajan la guardia (especialmente la magnífica Pilar Gamboa). Un viaje al Sur para cerrar un negocio familiar en ocasión de la muerte de su padre lleva a estas chicas a enfrentarse con un futuro incierto, ante la inmensidad del campo rionegrino. Diálogos filosísimos, climas perfectos: una película para deleitarse.

AIRE SOLO SERÍA y PRIVADO repiten, con otros dos cortos, el martes 13 a las 13.15 hs y el domingo 18 a las 11.15 hs, ambas en el Abasto. LO QUE MÁS QUIERO repite el miércoles 14 a las 18 hs y el domingo 18 (con entradas agotadas), ambas en el Abasto. LA MUJER SIN PIANO repite el miércoles 14 a las 16.15 hs en el Teatro 25 de Mayo.

La cita de abril (II)

El festival danés de Roskilde, aquí en su edición 2005. Ulrik Wisel nos muestra una versión cinematográfica en este BAFICI. Foto: Soeren Bidstrup/EPA

Sigue el BAFICI, siguen las películas, siguen las colas interminables programa y, en la medida de lo posible, cafecito en mano. El Hoyts Abasto no proyectará películas en cartel hasta el jueves, ya que estará enteramente abocado al Festival. Recuerden que hasta el 18 de abril solo podrán comprar entradas para el día de la fecha y en la sala en que se proyecte la película deseada.

Podrían ir a ver, por ejemplo, WEEKEND, una película de Joaquín Mora que viene a reafirmar la fortaleza del cine chileno actual. Francisca encuentra a su novio acostándose con otra mujer, tras lo que decide irse con su amigo Pato a una casa en la costa, frente al mar. En el camino conocen a una mochilera llamada Sofía, a quien invitan por el fin de semana. Los diálogos, precisos pero muy naturales producto de la improvisación actoral, nos llevan a entender a estos personajes, muy diferentes entre sí pero cada uno con sus miserias y ternuras. El paisaje chileno, amigos y buen vino…

Hay un documental argentino realmente excelente: UN LUGAR LLAMADO LOS PEREYRA, de Andrés Livov-Macklin. El paraje Los Pereyra está ubicado en El Impenetrable chaqueño. Viven sin electricidad ni teléfonos, desconectados del exterior, pero durante 5 días al año son visitados por un grupo de chicas de un colegio privado de Buenos Aires. El documental registró la visita de las “Madrinas” (así las llaman) y nos muestra, contundente y directo, el impacto del choque de clases entre los niños pobres y unas chicas blanquitas, rubias y hermosas que sacan fotos digitales, se asombran de “una mujer de 19 años embarazada” y dan clases de educación sexual a madres locales que poco parecen entender.

El encuentro de cine y literatura argentinos es una presencia fuerte en este BAFICI. Uno de esos productos es CINCO, compuesto de ese número de cortos, uno por cada director: Cinthia Varela, Marco Berger, Cecilia del Valle, Andrew Sala y Francisco Forbes. Basado en los cuentos de temática erótica de la antología En celo, los directores eligieron estéticas distintas para representar historias disímiles. “Máquinas”, el primero y probablemente más logrado, presenta a Alberto Rojas Apel y Martina Juncadella, dos excelentes actores que ya habían trabajado juntos en Excursiones, de Ezequiel Acuña. “Platero” es una historia de barrio, verano, pileta y familia unida y disfuncional. “Ojo de pez” cuenta una relación entre un travesti y una antigua amiga.

WEEKEND repite el martes 13 a las 13 hs en el Arteplex Caballito. UN LUGAR LLAMADO LOS PEREYRA repite el jueves 15 a las 14.30 hs en el Abasto. CINCO repite el domingo 18 a las 23.30 hs en el Abasto.

La cita de abril (I)

Fotograma de Mary and Max, una de las películas más impresionantes y esperadas del 12º BAFICI.

Estamos sumergidos en los presurosos días del Festival de Cine Independiente de Buenos Aires. Trayectorias, competencias, cine al aire libre y actividades especiales se distribuirán, hasta el domingo 18, en 12 sedes de la ciudad.

Entre las novedades de la 12º edición del BAFICI se encuentran un importante aumento de las entradas (33%), que salen 10 y 8$, general y para estudiantes y jubilados, respectivamente; la eliminación de algunas salas (Cosmos, Centro Cultural Rojas) y el agregado de otras (Cine Parque Xacobeo); y la consolidación de una sección comenzada con éxito el año pasado: BAFICITO, con películas orientadas a los más chicos.

La inauguración estuvo a cargo de un director del establishment de la “vanguardia” argentina: Rafael Filipelli y su SECUESTRO Y MUERTE. Se verán más de 40 cintas argentinas, entre las que se destacan OCIO, adaptación de la novela homónima de Fabián Casas en manos de Juan Villegas y Alejandro Lingenti y HACERME FERIANTE, radiografía de la feria de La Salada por Julián d’Angiolillo.

Fuera de contexto ya empezó con su rally cinematográfico, menos extenso que el año pasado por motivos económicos, aunque aprovechando otra novedad: las funciones de prensa, generalmente matutinas, son de acceso gratuito para los estudiantes. Dicha programación (que no incluye todas las películas) se puede consultar en el Espacio BAFICI (Guardia Vieja 3332).

Otra de las películas argentinas recomendables que está en la Competencia Nacional y que se las trae es EL RECUENTO DE LOS DAÑOS, cuarto largometraje de Inés de Oliveira Cézar. Protagonizada por el gran Santiago Gobernori, cuenta la historia de una fábrica en vías de reestructuración, localizada en un opresivo y oscuro ambiente rural de Santa Fe. Un enviado del exterior (Gobernori) va a realizar un informe, pero en su investigación se involucra en una relación cuasi edípica con la dueña de la empresa, quien nos enteramos que dio a luz, durante la Dictadura, a un bebé luego apropiado que tendría hoy su misma edad. Robo de bebés, amor y el tabú del incesto se mezclan en una película ardua, pesimista y llena de simbolismos.

Entre los documentales se puede recomendar el chino DISORDER, de Huang Weikai. Formalmente la cinta es una mera yuxtaposición de videos de granulado grueso, sucio, en blanco y negro, provistos al director por periodistas y fotógrafos amigos: semejantes imágenes, duras y críticas para con el régimen, serían imposibles de ver en los medios masivos de comunicación. El acierto del director está en el montaje, que nos muestra la anarquía y (claro) el desorden inexplicable en el que vive parte de la sociedad china contemporánea: cerdos que se caen de camiones en la ruta, locos que viven en el agua contaminada o policías que no dudan en apalear a mujeres y ancianos. Sin narrador ni música, este contundente documental se apoya en la fuerza de las imágenes, la mejor defensa ante el silencio.

DISORDER se exhibe el domingo 11 a las 21.30 hs en el Abasto; martes 13 a las 21.45 hs en el Abasto; y jueves 15 a las 23.30 hs en Arteplex Caballito. EL RECUENTO DE LOS DAÑOS se exhibe el sábado 10 de abril a las 20 hs en el Abasto; lunes 12 a las 22.15 hs en el Abasto; y miércoles 14 a las 18 hs en Atlas Santa Fe.

Oficialista

Jorge Lanata en su programa Detrás de las noticias habla de TN y la Ley de Radiodifusión. Circa septiembre de 2009 (maldita falta de información en YouTube…). Cortesía MrESPIO1978.

Libros sobre la mesa: Física I, de Resnick, Halliday y Krane; diccionario inglés Oxford Advanced Learner’s; diccionario Latín-Español Vox; método de aprendizaje de griego de Lorenzo Mascialino; tomo XXI de las Obras Completas (Amorrortu) de Sigmund Freud; Popular music and society, de Brian Longhurst; Music in everyday life, de Tia DeNora; Zoología general, de Storer, Usinger, Stebbins y Nybakken; Física II, de los mismos autores que el I; El nacimiento de la tragedia, de Nietzsche; Tesis sobre un homicidio, de Diego Paszkowski; Nuevas narrativas, compilado de jóvenes escritores argentinos editado para Clásica y Moderna por el anterior autor; El muchacho peronista, de Marcelo Figueras; Rosario Express, de Juan Martini; Movilidad social en la sociedad industrial, de Lipset y Bendix; y El núcleo del disturbio, de Samanta Schweblin.

*                                                              *                                                       *

Pocas veces escuché una lección de periodismo y política tan contundente como la de Jorge Lanata en este “editorial” con el que me crucé como quien no quiere la cosa navegando por Internet. Estaban cerrando el programa y el tipo vio por las pantallas esa propaganda del grupo Clarín que decía (no sé si sigue saliendo) “este canal [por TN] puede desaparecer”. Yo vi una similar en Volver, creo. Pará, pará, quiero decir algo, dice. Primero el chabón descalifica el argumento en términos legales y fácticos. Después sale contra el uso de la palabra “desaparecer” por sus connotaciones (“ideológicas”, en términos de Voloshinov) en un país como este, que atravesó el Proceso y durante el cual Clarín, como es sabido, nada hizo por oponerse al gobierno (como tantos otros, por cierto, pero “mal de muchos…”). Y lo mejor, lo más genial, es que a Lanata nadie puede tildarlo de oficialista. ¡Oficialista!

*                                                              *                                                       *

Otros objetos sobre la mesa: programa del 12º BAFICI. El año pasado para las anticipadas había una cola impresionante. Hoy  ni siquiera llegaba a la mitad del laberinto, en el Abasto. Me parecería bien que se hiciera un “boicot” al Festival de cine: las entradas aumentaron un 33%, ya no hay más entradas gratis para estudiantes en el Atlas Santa Fe y le dan más importancia a comprar entradas por Internet o a hacerte “fan” en Facebook que a mejorar el festival.

*                                                              *                                                       *

Dejá el auto en marcha.

Cine de crítico (V)

El cant del ocells, de Albert Serra

Fotograma de El cant dels ocells, de Albert Serra.

Señoras y señores, terminó el 11º BAFICI. Pasaron 147 películas a lo largo de 13 días, vinieron directores extranjeros, se presentaron excelentes películas argentinas y hubo actividades especiales. Las cifras de convocatoria las pueden ver en los diarios. Las premiaciones consagraron a una película portuguesa con el galardón mayor. Películas que hayamos comentado en Fuera de contexto podemos mencionar a TODOS MIENTEN (la que le gustó a M.), que ganó la mención especial Mejor película argentina y el Gran Premio del jurado dentro de la Competencia Internacional; y ROSA PATRIA, que obtuvo el Premio del jurado de la Competencia argentina y el Segundo puesto en el Premio del público.

El marco del hermoso cine teatro 25 de mayo y con la presencia de su director, Santiago Loza, se presentó ROSA PATRIA, una “película documental” sobre la militancia y vida del poeta Néstor Perlongher. Los testimonios recogidos por Loza siguen su camino en el Frente de Liberación Homosexual, desde sus comienzos en la carrera de Letras, su paso a Sociología, de donde egresa en 1975, hasta su muerte por complicaciones relacionadas con el SIDA a principios de los 90. Los testimonios de Arturo Carrera, Fernando Noy y Rodolfo Fogwill, entre otros,  iluminan esta destacable reflexión sobre un “poeta maldito”, así como un lado de la militancia durante la dictadura que no se suele mencionar.

A continuación cerraremos esta cobertura con unas colaboraciones de Maximiliano Estravis Barcala, cinéfilo y biólogo en ciernes, que nos comenta una película catalana muy aburrida y una sección “Panorama” más minoritaria que los partidos de izquierda.

“Una de las visitas internacionales más prestigiosas del BAFICI 09 es la del catalán Albert Serra, que en esta edición presentó EL CANT DELS OCELLS.

Como bien dijo el mismo Serra al finalizar la proyección, se trata de una película que hace énfasis en la dimensión pictórica de la imagen. Cada escena parece un cuadro: se trata por lo general de paisajes enormes y desoladores, con los tres protagonistas atravesando la pantalla de punta a punta. Estos tres personajes son ni más ni menos que los Reyes Magos, yendo hacia la casa de María y José, donde se encuentra el niño Jesús. No hay rey mago negro porque, según el director, los actores son amigos suyos y no tiene ningún amigo de color. Considerando que su estreno comercial en Madrid atrajo a sólo 104 personas, no creo que pueda verse en los cines de nuestro país. Por cualquier otro medio que la puedan conseguir, este cronista la recomienda ampliamente.

Dentro de la sección Panorama Cuerpo a Cuerpo se proyectaron los documentales NoBody’s Perfect de Niko von Glasow y BIGGER, STRONGER, FASTER, de Christopher Bell. Ambas comparten la observación de una cierta “anormalidad” en los cuerpos.

En el caso de la primera película, se trata de la distrofia muscular, una enfermedad que afecta a los bebés cuyas madres tomaron Talidomida (un calmante) durante el embarazo. El realizador se propone fotografiar desnudos a varios afectados para hacer un calendario.

El segundo documental discurre sobre los esteroides anabólicos y otras sustancias que aumentan el rendimiento. La reflexión más interesante que pude extraer es: si toleramos (aunque muchos no lo sepan) que las orquestas les den calmantes y otras drogas a sus músicos para que se tranquilicen y ejecuten bien sus instrumentos; si toleramos que las Fuerzas Armadas de algunos países les den estimulantes a sus pilotos para que combatan durante más tiempo; entonces, ¿por qué no podemos tolerar que una persona que quiere tener más músculo para levantar más peso se inyecte esteroides?

Sin duda una de las secciones más profundas del BAFICI. Altamente recomendable.”

Cine de crítico (IV)

L'année suivante, de Isabelle Czajka

Fotograma de L’année suivante, de Isabelle Czajka, película francesa sobre las adolescencias desorientadas que se vio en el BAFICI de 2007.

No solo de competencias vive el BAFICI. La mayoría de las películas está incluida en los variados “panoramas” que nutren el Festival. Por apuntar a lo seguro, quién no se habrá decepcionado más de una vez con “la más prometedora película del nuevo cine tailandés premiada en Cannes”… No es el caso de las que comentaremos hoy, a solo tres días de su finalización el 5 de abril.

En su afán de etiquetar todo movimiento artístico, la crítica ya identificó a A L’OUEST DE PLUTON como representante de la nouvelle vague québécquoise. Sus directores son canadienses, Henry Bernadet y Myriam Verrault, y sitúan la acción de este largometraje en esa gran ciudad francófona. La película sigue los días de un grupo de adolescentes de clase media de las afueras, en sus rutinas de estudio, porro y skate. El aura de “juventud perdida” y horror al futuro que sobrevuela la trama encuentra su perfecta expresión en una fiesta en la casa de una de estas chicas, que termina donde posiblemente terminará su niñez. Muy destacable y melancólica.

A l’ouest de Pluton no se volverá a ver en el BAFICI.

La tercera película argentina en Competencia Internacional es LA RISA, de Iván Fund. En su tercera y última exhibición, presenciada por Fuera de contexto, fue llamativa la cantidad de gente que se fue retirando a medida que avanzaba la película. Ciertamente no se trata de un atrapante thriller: pero hay varias mucho más lentas que esta. Cuatro amigos vuelven de una fiesta al amanecer. El vagar perdidos en un pequeño pueblo de Entre Ríos, en donde saben que pasado el fin de semana deberán volver a la rutina, las miradas y las tensiones entre esos que se conocen demasiado como para llevarse bien (“todavía soy tu amigo,/ pero te deseo el bien”). Se destaca la cámara del director, que mediante planos extremadamente cerrados y casi asfixiantes transmite el sentimiento de pesadez de una vida desperdiciada.

La risa no se verá de nuevo en el BAFICI.

1) Una película israelí. 2) Nominada al Oscar como mejor película animada, porque, sí, 3) es una película animada que 4) trata sobre la guerra con el Líbano en 1982. No podíamos dejar de verla, sobre todo desde que hace unos meses Babelia la catalogó como probablemente la mejor película que nos llegará en 2009. No sé si adheriría a tan categórico juicio, pero ciertamente WALTZ WITH BASHIR, de Ari Folman, es una muy buena película. El dibujo, según el director, le permitió expresarse más libremente que con actores “de carne y hueso”. Las reflexiones sobre la guerra y la violencia nunca pecan de golpes bajos (tal vez, solamente, en la escena de los cadáveres) ni de moralina barata. Un experimento formal muy profundo, bien realizado y con una interesante banda sonora, también.

Waltz with Bashir no se verá de nuevo en el BAFICI.