Los artistas

Pilar Gamboa encarna a Fauna, en la nueva obra de Romina Paula. Foto: Sebastián Arpesella.

Pilar Gamboa encarna a Fauna, en la nueva obra de Romina Paula. Foto: Sebastián Arpesella.

FAUNA

9

Dramaturgia y dirección: Romina Paula.
Elenco: Pilar Gamboa, Susana Pampín, Rafael Ferro y Esteban Bigliardi.
Iluminación: Matías Sendón.
Escenografía: Alicia Leloutre y Matías Sendón.

Ya nadie espera un telón cuando va al teatro. Butacas con respaldo… mucho menos. La sala 3 del remozado Centro Cultural San Martín no parece una institución pública sino que se asemeja a las decenas de salas independientes que han hecho de Buenos Aires una de las capitales mundiales del teatro. Más actores que gente normal en esta platea porteña.

Sala llena para una de las pocas funciones de Fauna, nueva obra de la no tan prolífica Romina Paula. Tres años después de El tiempo todo entero, la dramaturga, actriz, directora y escritora vuelve a trabajar con sus cuatro actores predilectos (excepto Esteban Lamothe, que acaba de ser padre y fue reemplazado por Rafael Ferro). El foco también está en los dramas que se desatan entre los personajes, pero ya no es la familia nuclear desbaratada por un intruso lo que causa los problemas. Las líneas se bifurcan.

Fauna es una mujer que falleció poco tiempo antes del presente del relato. Tenía 91 años y era conocida en la zona -el Entre Ríos rural- por su excentricidad. La obra empieza con un ensayo, “puesta en abismo” que nos corre un nivel más atrás para ver a actores que hacen de actores. José Luis (Ferro) quiere filmar una película sobre la vida de Fauna, recomendación que le dio su actriz-musa Julia (intachable Pilar Gamboa) quien, a su vez, interpretará su papel. Estamos en la casa familiar y María Luisa (Susana Pampín), su hija mayor, es la encargada de atender sus requerimientos y alojarlos a lo largo del proyecto. Su hermano Santos (Esteban Bigliardi) entra en escena para cuestionar los aparentes consensos alrededor de algo que no se sabe bien a qué conducirá.

A lo largo de la obra asistimos a la transformación de estos personajes aparentemente tan esquemáticos: Julia parecía una chirusa sin mayores virtudes pero resulta ser una mujer fuerte y decidida; José Luis se ve tironeado por las convenciones que lo atan a su familia pero tampoco quiere dejar a Julia; María Luisa va cayendo en la cuenta de que su madre es mucho más importante de lo que pensaba y que si estos “artistas” (como los recibe Santos) quieren alcanzarla, más vale que ella esté allí de antemano.

Fauna es una pieza compleja, graciosa y triste, llena de desvíos e historias intercaladas. Las luces y el escenario (de Matías Sendón y Alicia Leloutre) vuelven a probar su justeza para enmarcar la acción dramática. Se siente un poco tal vez la falta de música, pero la abundancia de diálogo colabora al sentido final. Que no es otro que la búsqueda de la identidad en conversación con los otros y con nosotros mismos.

Fauna. Centro Cultural San Martín. Sarmiento 1551. Hasta el 30 de junio, de jueves a sábado a la 21 hs, domingo a las 19 hs. Entradas: 60$. Domingos, día popular: 40$. En agosto vuelve, en el Espacio Callejón. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s