Proyecciones estelares

Besedka Johnson y Dree Hemingway, my new best friend, en Starlet, de Sean Baker.

El Festival de Mar del plata llega a su primera mitad con cuarenta y cinco mil espectadores en cinco días. Hoy tocan Violentango y Diego Torres y mañana Miranda! Sigue lloviendo, ideal para ver el mejor cine del mundo.

Las conversaciones en las colas y en los asientos antes de la función son probablemente las únicas instancias en las que la gente opina con sinceridad y sin tapujos sobre las películas. Fuera de contexto ofrecerá a continuación un popurrí de estas opiniones de trinchera:

Memories look at me: un bodrio, aburrida, lenta.”
“La última de [José Celestino[ Campusano… más de lo mismo”
Domestic… festivalera”
“Cine argentino yo no veo… después voy al Gaumont”

*                                       *                                   *

Pines: 10$. Llaveros: 20$. Gorras: 30$. Catálogo: 50$. Remeras: 70$.

*                                       *                                   *

Starlet es la tercera película de Sean Baker (creador de Greg the bunny!) Nos introduce en la vida de Jane (Dree Hemingway), una rubiecita que trabaja como adult actress en la costa Este de EEUU. Vive con una colega, digamos, en una casa tierna e infantil que quiere renovar. En ese proceso, conoce a Sadie (Besedcka Johnson), una señora de 85 años que vive sola y triste. La relación entre estos improbables personajes es el núcleo de una película que, como el buen cine norteamericano independiente de estos últimos años (Pavilion, de Tim Sutton, también en el festival, es otro ejemplo) tiene una ligereza y unos colores, una luminosidad despreocupada que nos da una amplia visión.

Otro ejemplo de esta nueva camada es Only the young, de Elizabeth Mims y Jason Tippet. En el Foco “Skate y patinetas”, la presentó el señor programador Nekro con la extrañeza de que era una película de jóvenes skaters y punk que adoraban a Jesucristo. Semi-documental, adolescentes haciendo de ellos mismos y dándose besos en casas abandonadas donde planean construir un half pipe. Sin golpes bajos, la película aborda desde la crisis de las hipotecas hasta la generación 2.0, con una mirada justa y una fotografía hermosa e inocente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s