Día irreal: 2 de enero

Richard Prince. Untitled (de Kooning). 2009. Ink-jet y acrílico sobre lienzo. 196.5 x 156.8 cm.

Compré el primer número de El ojo mocho, en su ¿nueva época? Arranca con una entrevista de veinticinco páginas, a triple columna y letra 8, a Eduardo Rinesi. Tiene partes francamente geniales (cuando llama la atención sobre la crítica “progre” al menemismo, a cargo del FREPASO, que en su reclamo por “buenos modales” y fin de la corrupción, dice Rinesi, no se diferencia mucho de los planteos actuales de la oposición). Otras bizarras (“llegan las empanadas”). Pero en líneas generales es un tipo que se disfruta, tanto leer como escuchar en vivo, porque carece de la “gravedad” de otros pero no sanatea.

Después viene un “Dossier” sobre kirchnerismo y peronismo con diez artículos de pensadores e intelectuales de muy diversa calidad y alcance. Los hay francamente intolerables por lo soldado (el de Alejandro Kaufman) y los hay moderados y sugerentes (el de Gabriel D’Iorio, el de Darío Capelli). Pero, eso sí, son todos kirchneristas.

En general tengo debilidad por las revistas, me gusta el formato revista y más cuando son de intervención cultural, estética, política. En este caso me daba un poco de intriga esta nueva ola K intelectual, post-Carta abierta, más tras haber cursado en la cátedra de Horacio González en la que daban clases muchos de los que aquí escriben (Capelli, Alejandro Boverio, Facundo Martínez, Rinesi).

Pero no los entiendo. Son marañas de argumentaciones filosóficas que, amparadas en las amplias alas del género ensayístico, se las ingenian para divagar sin rumbo. Y escriben mucho, párrafos y párrafos generalmente sin un punto claro, ni que hablar de citas (excepto sobre los textos puntualmente comentados). Pero bueno, calculo que me acostumbraré también a las ventajas de este género, como su intervención en el debate público (discuten el kirchnerismo con verdadero entusiasmo, más allá que uno no concuerde con sus valoraciones).

Siguen tres o cuatro secciones más, todas con su ristra de artículos. Falta, diría, un breve “CV” de los autores, como pone crisis, mínimamente edad y a qué se dedican.

Tres variables, creo, tienen que combinar las revistas que me gustan: estética, política y humor. El ojo mocho saca buen puntaje en política y, a veces, en humor (esto es, no tomarse todo tan en serio), pero estéticamente te mata (tres columnas, letra 8 y nada de fotos ni avisos para descansar la vista). Otra parte gana por afano en estética, tiene lo necesario de política pero le falta humor. crisis tiene de las tres, buen diseño, gran enfoque político-cultural y distanciamiento crítico con humor. La New Yorker también, pero es too much (semanal) y sus temas generalmente son lejanos como para construir un vínculo de lector fiel. Y nómada se extinguió. Ni que hablar de TXT

Un comentario en “Día irreal: 2 de enero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s